CAMBIOS EN LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

CAMBIOS EN LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

Sabemos que el embarazo es una montaña rusa de emociones y cambios, y queremos ser tu guía para que te sientas radiante en cada paso del camino.

En esta travesía tan especial, entendemos que tu piel merece cuidados especiales. Los caprichos hormonales pueden ser desafiantes, pero aquí estamos para simplificarte la vida. Hoy, desentrañamos los secretos de la piel durante el embarazo, compartiendo contigo lo cambios que se producen y  una guía completa resumida de ingredientes de los que es mejor alejarse y rutinas adaptadas tanto para el día como para la noche. 

Enjoy ;) 

 

CAMBIOS DURANTE EL EMBARAZO

 

Aumento de Estrógenos: Durante el embarazo, se observa un aumento sustancial en los niveles de estrógenos. Esta hormona desempeña un papel vital en el mantenimiento de la piel, contribuyendo a su elasticidad y firmeza. Sin embargo, este aumento puede hacer que la piel sea más sensible y reactiva, con una propensión a la deshidratación y picazón.

Prurito Gestacional: El prurito gestacional, común durante el embarazo, es una sensación de picazón en la piel. Se cree que está relacionado con el aumento de la MSH, la hormona estimulante de melanocitos. Aunque suele ser temporal, puede causar molestias significativas y requiere una atención cuidadosa.

Pigmentación Oscura: Los cambios hormonales también pueden desencadenar la producción de pigmentación oscura en la piel, conocida como melasma o "máscara del embarazo". La combinación de MSH, estrógenos y progesterona contribuye a este fenómeno, que a menudo se manifiesta como manchas oscuras en áreas expuestas al sol.

Intolerancia a Cosméticos Habituales: Es común que la piel embarazada deje de tolerar los cosméticos habituales temporalmente. La sensibilidad y reactividad aumentadas sugieren la necesidad de evitar ingredientes potencialmente irritantes. Un enfoque suave y respetuoso se vuelve esencial para mantener la salud cutánea durante este período único.

Lactancia y Niveles de Sebo: La lactancia puede mantener elevados los niveles de sebo, ya que la prolactina estimula directamente los andrógenos. Esto puede tener un impacto en la persistencia del acné postparto. Comprender estos cambios hormonales es esencial para abordar las necesidades de la piel durante este período.

Agravamiento de Patología Dermatológicas: Durante el embarazo, algunas afecciones dermatológicas pueden agravarse. El acné, la psoriasis, la rosácea y las dermatitis pueden experimentar cambios, en parte debido al aumento de la progesterona y la producción de sebo. El tercer trimestre, en particular, puede ver un empeoramiento del acné debido al aumento de la progesterona.

 

 

INGREDIENTES COSMÉTICOS A EVITAR

 

  • Retinoides:

Razón: Los retinoides, como el retinol y el ácido retinoico, son derivados de la vitamina A y pueden estar relacionados con malformaciones congénitas si se utilizan en cantidades significativas. Se aconseja optar por alternativas seguras durante el embarazo.

  • Ácido Salicílico (más del 20% de la superficie corporal):

Razón: Aunque pequeñas cantidades de ácido salicílico en productos tópicos se consideran seguras, se aconseja evitar su uso en concentraciones superiores al 20% y en grandes áreas de la piel, ya que puede absorberse en el torrente sanguíneo.

  • Resorcinol:

Razón: El resorcinol, utilizado en algunos productos para el tratamiento del acné y decoloración del cabello, se ha asociado con posibles efectos adversos en el feto y, por lo tanto, se recomienda evitar durante el embarazo.

  • Hidroquinona:

Razón: La hidroquinona, utilizada comúnmente en productos para aclarar la piel, ha sido objeto de preocupación debido a su capacidad para ser absorbida. Aunque se necesita más investigación, se sugiere precaución y alternativas más seguras.

  • Aceites Esenciales No Diluidos:

Razón: Algunos aceites esenciales pueden ser potentes y, en su forma no diluida, podrían tener efectos desconocidos durante el embarazo. Es recomendable utilizar aceites esenciales diluidos y consultar con un profesional de la salud.

  • Cafeína:

Razón: Mejor no utilizarla. La cafeína es un ingrediente habitual en la cosmética, tanto facial (la llevan algunos contornos de ojos) como corporal (está presente en multitud de cremas anticelulíticas y drenantes). Debido a su efecto excitante, los especialistas recomiendan optar por otras alternativas sin cafeína durante la gestación y la lactancia.

 

Durante el embarazo, cuidar de tu piel con una rutina adecuada es esencial para mantenerla equilibrada y saludable. La sensibilidad aumentada hace que la elección de productos sea crucial. Aquí te presentamos una rutina de cuidado de la piel que aborda las necesidades específicas de la piel embarazada, tanto en la mañana como en la noche.

 

RUTINA COSMÉTICA AM

Limpieza Suave:

  • Utiliza un limpiador suave con ingredientes como la gluconolactona, para eliminar impurezas sin causar irritación. La limpieza es fundamental para preparar la piel para los productos que siguen.

Contorno de ojos:

  • Utiliza un contorno de ojos preferiblemente sin fragancia, que no irrite, que nutra la zona y trate ojeras y bolsas. La cafeína puede ser sustituida por Hamamelis y Extracto de Jazmín y Espino Blanco para tratar las bolsas y ojeras.

Antioxidantes -Vitamina C estabilizada :

  • Aplica un sérum con vitamina C estabilizada para combatir la sensibilidad y reducir la apariencia de manchas y líneas de expresión.

Hidratación y Fortalecer la barrera con Ácido Hialurónico , Ceramidas , Pre y Postbióticos:

  • Opta por una crema hidratante que contenga ácido hialurónico , ceramidas o pre y postbióticos para equilibrar la piel y mantener su función barrera. Esto ayuda a prevenir la sequedad y la irritación.

Protección Solar:

  • Aplica un protector solar con SPF 50+ adecuado para proteger la piel de los daños causados por los rayos UV y prevenir la formación de manchas oscuras.

RUTINA COSMÉTICA PM

 

Doble Limpieza Suave:

  • Usa un limpiador en base oleosa para eliminar el maquillaje y las impurezas del día. Seguido de una segunda limpieza con un limpiador en base acuosa suave para garantizar la pureza de la piel.

Peeling Químico Semanal con Ácido Glicólico:

  • Una vez a la semana, aplica un peeling químico con ácido glicólico para exfoliar suavemente la piel, promoviendo la renovación celular y mejorando la luminosidad.

Tratamiento con Ácido Azelaico:

  • Aplica un sérum de ácido azelaico para tratar las manchas oscuras y la hiperpigmentación. El ácido azelaico es seguro durante el embarazo y ayuda a mejorar la textura de la piel.

Crema para Reparar la Barrera Cutánea:

  • Utiliza una crema reparadora que contenga ingredientes como ceramidas, prebióticos , postbióticos, centella asiática para fortalecer la función barrera y mantener la hidratación durante la noche. Puedes incluir péptidos y bakuchiol para difuminar las líneas de expresión.

 

 

INGREDIENTES SEGUROS

Shop now